Read in English

​Sustancias perfluoroalquiladas (PFAS) son un grupo de aproximadamente 5.000 productos químicos que se fabrican por sus propiedades resistentes al aceite y al agua. Desde los años 1940, PFAS se han utilizado en una amplia gama de bienes de consumo, procesos industriales, y en algunas espumas de extinción de incendios (conocidos como espuma formante de película acuosa o AFFF). Debido a esto, los PFAS se liberan en el aire, agua y tierra.

Navegación

Origen y fuentes de los PFAS

Los PFAS se componen de cadenas de carbón y flúor que están fuertemente vinculadas. El enlace carbono-flúor es uno de los enlaces más cortos y fuertes en la naturaleza y no se descompone fácilmente en condiciones naturales. Por esta razón, a los PFAS se les refiere frecuentemente como los “químicos eternos”.

Los PFAS son móviles en la tierra y el agua subterránea. Estos químicos han mostrado tendencias de bioacumulación, o de acumularse en la sangre y los órganos con el tiempo, los cuales pueden suponer riesgos para la salud humana. Los dos compuestos más comunes y mejor estudiados de la familia PFAS son el ácido perfluorooctanoico (PFOA) y el ácido perfluorooctantanesulfónico (PFOS). Aunque el PFOA y el PFOS ya no se fabrican en los Estados Unidos, han sido reemplazados por otras alternativas de PFAS como el ácido dímero de óxido de hexafluoropropileno (utilizado en la tecnología GenX) y el ácido perfluorobutanesulfónico (PFBS). PFOA y PFOS todavía se utilizan en la fabricación en otros países por lo que los bienes de consumo importados a los Estados Unidos pueden contener PFOA o PFOS.

Los PFAS se utilizan en muchos procesos industriales y de consumo para hacer artículos diarios antiadherentes-, o resistentes al agua-, al aceite- o anti-manchas.

  • Envasado de alimentos – recipientes de comidas rápidas, papel de fiambre, platos y boles desechables, y revestimientos no adherentes al aceite, al agua y a la grasa en los envases de alimentos.
  • La ropa y textiles de telas – alfombra y tapizado resistente a la mancha y al agua, la ropa resistente al agua, las tiendas de campaña, los paraguas, los zapatos, y las marroquinerías.
  • Productos domésticos comerciales – utensilios de cocina recubiertos antiadherentes (Teflon), artículos de limpieza, las ceras, los abrillantadores, y los adhesivos.
  • Los cosméticos y productos del cuidado personal – los champús, los acondicionadores, los protectores solares, los cosméticos, y el hilo dental.
  • Los productos de uso de edificios y exteriores - pinturas y selladores.
  • Uso industrial - enchapado y acabado de metales, recubrimientos de alambre, fluidos automotrices y la fabricación de césped artificial.
  • Espumas de extinción de incendios - espumas formantes de película acuosas

Dada la presencia de PFAS en los productos de consumo, la eliminación de estos elementos en los vertederos de residuos sólidos municipales puede ser una fuente importante de transporte de PFAS al medio ambiente. En el relleno sanitario, PFAS pueden migrar al sistema de recolección de desechos líquidos (lixiviados). El lixiviado se trata en el sitio o se lleva a una planta de tratamiento de aguas residuales para ser tratado. La eliminación de productos de cuidado personal por los desagües de aguas residuales del hogar también es una fuente de PFAS para las instalaciones de tratamiento de aguas residuales municipales. El tratamiento de aguas residuales no está diseñado para eliminar PFAS y el uso de biosólidos de aguas residuales como fertilizantes agrícolas puede distribuir PFAS al medio ambiente, lo que conlleva a la contaminación del suelo, junto con el agua superficial y subterránea. Cuando estas sustancias contaminan aguas superficiales, los PFAS pueden bioacumularse en peces y aves acuáticas. Asimismo, las plantas, el ganado y la vida silvestre que se encuentran en áreas irrigadas con agua contaminada de PFAS, o tratadas con biosólidos que contienen PFAS pueden absorber PFAS, pero la cantidad de absorción varía dependiendo de muchos factores.

La producción de PFAS, así como su uso en procesos industriales y de fabricación, contribuye a la liberación de PFAS en el aire, el suelo y el agua. Los compuestos PFAS se utilizan como materias primas para desarrollar, tratar o revestir productos, y como coadyuvantes de procesamiento utilizados en determinadas actividades, como la galvanoplastia, donde es necesario reducir los aerosoles nocivos. La liberación de PFAS de fuentes industriales puede provenir de corrientes de desechos directos de la instalación, emisiones fugitivas al aire, derrames o la eliminación de materiales que contienen PFAS.

Espuma Formante de Película Acuosa (AFFF) son espumas comerciales contra incendios de clase B históricamente producidos con PFOS o precursores poli fluorados que se descomponen en PFOA. Estas espumas se utilizan en aeropuertos, instalaciones militares, refinerías de petróleo y plantas de fabricación de productos químicos para la extinción de incendios y vapores inflamables, así como con fines formativos. Tienen una larga vida útil y, a pesar de que hay productos más nuevos disponibles, aún pueden almacenarse y usarse en estos sitios. Cuando se usa, AFFF tiene el potencial de contaminar el suelo, el agua subterránea y el agua superficial. Los productos más nuevos, denominados "espumas modernas de fluoro telómero", están disponibles y no son hechos de precursores de PFOS o PFOA sino con analitos PFAS que contienen menos átomos de carbono. Estas espumas modernas pueden descomponerse en compuestos PFAS que pueden ser menos tóxicos.

Formas de Exposición

Los PFAS se han medido en aire interior, aire exterior, polvo, alimentos, agua y varios productos de consumo. La exposición ocupacional de PFAS para algunas personas, como los que trabajan en las instalaciones de fabricación de PFAS, instalan o tratan alfombras, o los bomberos que usan PFAS que contienen espumas para combatir incendios, puede ser mayor que la del público en general. Las vías posibles de exposición a los PFAS ocurren a través de la ingestión, la piel y la inhalación. La literatura científica actual indica que la mayor parte de la exposición al público en general es a través de la ingestión de alimentos y agua.

Ingestión

La población en general está expuesta principalmente a PFAS a través de la ingestión de alimentos contaminados, agua, polvo y el contacto de las manos a la boca con productos tratados con PFAS, como alfombras y textiles, o cosméticos y lociones que contienen PFAS. Los bebés y los niños pequeños tienen una mayor exposición a PFAS debido a que tienen una única fuente de nutrición (amamantamiento o alimentación con fórmula), por transferencia de la mano a la boca debido a que están en contacto con alfombras y muebles tratados y tienen una mayor ingestión de polvo en sitios interiores. Una vez ingerido, los PFAS puede ingresar al torrente sanguíneo debido a su capacidad para unirse a proteínas sanguíneas como la albúmina y, por lo general, se distribuye al hígado, los riñones y la sangre.

Los alimentos cultivados en aguas o suelos contaminados con PFAS y los envases de alimentos tratados con PFAS pueden hacer que los PFAS se transfieran a los alimentos y exponer directamente a las personas a PFAS tras su consumo. Los PFAS pueden biomagnificarse a través de niveles tróficos, lo que significa que su concentración aumenta a medida que avanza a través de la cadena alimenticia. Esto se convierte en una preocupación para los humanos debido a la variedad de alimentos que comemos, incluidos pescado, ganado y vida silvestre. La ingestión de agua potable contaminada con PFAS, incluidas algunas aguas embotelladas, puede ser una fuente principal de ingesta de PFAS en el cuerpo.

Dérmico

Los productos químicos PFAS no se absorben fácilmente a través de la piel; por lo tanto, la exposición dérmica se considera una vía de exposición menos significativa para la población en general. En personas con altas exposiciones ocupacionales, esto puede suponer un riesgo.

Inhalación

Tanto el aire exterior como el interior pueden contener PFAS. Los PFAS en el aire exterior pueden atribuirse a emisiones de fabricación. La ropa, los textiles y las alfombras tratadas con PFAS pueden dar lugar a concentraciones más altas de algunos PFAS en el aire interior. Los estudios de toxicidad realizados para determinar los niveles en los que no se producen efectos adversos por la inhalación de PFAS aún no han determinado una concentración válida para los efectos nocivos por exposición por inhalación.

Maneras de reducir la exposición

Evitar toda exposición de PFAS no es práctico debido al uso histórico y actual generalizado de PFAS, que se usa comúnmente en productos de consumo en todo el mundo. La exposición se puede reducir evitando o limitando la exposición con algunos productos, de la siguiente manera.

  • Use utensilios de cocina con revestimiento antiadherente de acuerdo con las pautas del fabricante (no todos los revestimientos antiadherentes contienen PFAS).
  • Use utensilios de cocina de acero inoxidable o hierro fundido en lugar de artículos con revestimiento antiadherente.
  • Evite los envases de alimentos resistentes al agua y al aceite.
  • Evite los revestimientos resistentes a las manchas en alfombras, muebles y ropa.
  • Evite los repelentes de agua en la ropa.
  • Use productos de cuidado personal sin ingredientes de “PTFE” o “Fluoro”.
  • Utilice filtros de agua diseñados para eliminar PFAS.
  • Quite el polvo de las superficies del hogar con un paño húmedo con regularidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que los consumidores consuman una dieta variada y bien equilibrada, señalando que los resultados de las pruebas iniciales de PFAS en el suministro general de alimentos no respaldan la necesidad de evitar ciertos alimentos debido a la contaminación por PFAS. Puede obtener más información de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Para usuarios privados de pozos de agua

Los PFAS no tienen sabor, color u olor en el agua potable. La única manera de confirmar la presencia de PFAS es a través de un muestreo y análisis adecuados en un laboratorio certificado desarrollando el método 537.1 o 533 de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (U.S. EPA). La recolección de muestras debe ser realizada por alguien que es específicamente cualificado en coleccionar muestras para el análisis de PFAS para evitar contaminación por contacto con artículos como ropa, envases de alimentos y bebidas, y productos de higiene personal.

Si tiene un pozo de agua privado y está preocupado por los FAS en su agua potable, consulte a su departamento de salud local o un laboratorio privado para opciones de prueba porque las pruebas son la única manera de determinar la presencia de PFAS en el agua.

Una lista de laboratorios acreditados está disponible y se puede buscar por la Conferencia Nacional de Acreditación de Laboratorios Ambientales (NELAC)

Opciones del tratamiento de agua en la casa

La eliminación doméstica de PFAS en el agua potable requiere el uso de productos como carbón activado granular, agua de osmosis inversa (RO) o filtros de intercambio de aniones. Estos pueden ser tratamientos de punto de servicio instalados debajo del fregadero o por opciones de jarros mostradores que son rellenados por el consumidor según sea necesario; ambas opciones requieren que los filtros se cambien a intervalos regulares. Para usuarios privados de pozos de agua que no reciben agua de un suministro de la comunidad, los tratamientos certificados y completos para la casa, pueden ser una opción. Al elegir un tratamiento, tome en cuenta el uso de agua, qué llaves son utilizadas para beber, cocinar, y hacer hielo, y los tipos de PFAS identificados a través de las pruebas. Es posible que sea necesario conectar las neveras con dispensadores de agua y hielo a la fuente de tratamiento.

Las opciones de tratamiento deben ser probadas por un tercero independiente para demonstrar la eficacia de la reducción de los PFAS. NSF International tiene una lista de sistemas de filtración que han sido certificados para eliminar PFOA y PFOS. Los productos se pueden certificar a través del Protocolo NSF P473, NSF/ANSI Nivel 53 (filtros), o NSF/ANSI Nivel 58 (osmosis inversa) para asegurar la prueba uniforme de los filtros de tratamiento para reducir y eliminar efectivamente el PFOA y el PFOS. Porque otros PFAS varían en su composición química, no pueden ser eliminados tan eficientemente.

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante sobre cómo mantener y cambiar filtros correctamente para el tipo de tratamiento que elija. Los filtros usados deben ser tirandos en la basura doméstica.
El costo del tratamiento depende del tipo de tratamiento elegido. Los costos iniciales pueden variar de $100 a $1,200 con costos anuales de reemplazo de medios (filtros) alrededor de $200 cada año. 

Agua embotellada

Verifica que está obteniendo agua embotellada de un proveedor que está revisando por PFAS en su suministro de agua, o que su agua embotellada se trata a través de un proceso para eliminar el PFAS como la ósmosis inversa.
La Asociación Internacional de Agua Embotellada (IBWA) ha establecido los siguientes límites para sus miembros que proporcionan agua embotellada a los consumidores:

  • 5 partes por billón para un PFAS
  • 10 partes por billón para más de un FAS

Puede encontrar una lista de miembros de la IBWA en su sitio web. Por favor tenga en cuenta que este grupo no representa todos los productores de agua embotellada. También, busque en la etiqueta del agua embotellada para información sobre la ósmosis inversa o los métodos de filtración de carbón activado, ya que son las dos tecnologías más utilizadas para la eliminación de PFAS.

Efectos de la salud

General

PFAS son bioacumalativas, se significa que se acumulan en el cuerpo con tiempo. Tienen una media vida larga y se toman varios años para eliminarse del cuerpo. Exposición a PFAS no necesariamente indica que la persona se va a poner malo o experimentar efectos de salud adverso. Investigadores siguen trabajando para entender completamente los efectos sobre la salud humana. Mientras investigaciones sobre los efectos de exposición de PFAS sobre la salud humana es constante, estudios científicos actuales han identificado la posibilidad de efectos de salud adversos como niveles de colesterol aumentados, riesgo aumentado para enfermedad de tiroides, bajo peso al nacer infantil, reacción reducida a vacunas, toxicidad de hígado y riñones, e hipertensión inducida por el embarazo. 

Cáncer

Varios estudios de exposición comunitaria y laboral de PFAS se han llevado a cabo. Los estudios han encontrado riesgo aumentado de cáncer de riñones y testículos asociados con PFOA. Estudios sobre otros químicos PFAS indica evidencia de riesgo de cáncer asociado con exposición. Estudios laboratorios en animales también indica riesgo aumentado de tumores en el páncreas, hígado y tiroides debido a exposición a PFAS. PFOA está clasificado por la agencia internacional sobre investigaciones para cáncer (IARC) como 2B, posibilidad de cancerígeno a humanos.

La agencia de registración de sustancias toxicas y enfermedades (ATSDR) tiene una página de web con información sobre los efectos de salud de PFAS.

Para mujeres embarazadas & lactantes

PFAS se puede transportar por sangre en el cordón umbilical al feto y por la leche materna al infante. Dado que estos químicos se acumulan naturalmente en el cuerpo, es importante a minimizar la exposición antes, durante y después de embarazo. Mujeres embarazadas y mujeres que están planeando embarazase pueden considerar tomar pasos para reducir su exposición a PFAS, puede incluir utilizando tratamiento de agua para la casa que este certificado a eliminar PFAS o fuente de agua alternativa que esta analizado para PFAS si muestras indica que PFAS está presente en su agua potable. Este paso junto con los pasos indicados en la sección Maneras de reducir exposición a PFAS pueden reducir exposición total a PFAS.

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiende que madres lactantes siguen amamantamiento, notando que los beneficios superan los riesgos en relación con exposición potencial de PFAS. 
Para bebes alimentados con biberón, si muestras indican que PFAS está presente en su agua potable, considera utilizar tratamiento de agua potable casera o agua de botella que ha estado filtrado con osmosis inversa cuando preparando formula. El tratamiento de la botella de agua normalmente se puede encontrar en la etiqueta de la botella.

Para los Niños

Los niños son más sensibles que adultos a los efectos de PFAS y tienen más exposición. Ellos tienen tendencia a tomar más agua relativo a su peso que adultos. Tienen un nivel más alto a exposición a tierra contaminada y polvo de hogar de jugar afuera y cerca del suelo y arriba de alfombras tratadas, que conduce a más ingestión de mano a boca que adultos. Los niños también no eliminan los químicos del cuerpo tan fácil como los adultos, lo que significa que se tarda más tiempo en eliminar químicos en comparación a adultos. En adición a los efectos de salud enumerados anteriormente, estudios de animales indican que PFAS puede afectar desarrollo, aprendizaje y comportamiento.

Mascotas y otros animales

Aunque la mayoría de las investigaciones están orientados a la salud humana, las mascotas también son susceptibles a los efectos de salud de PFAS por las mismas vías de exposición. Es importante recordar que los niveles examinados son desarrollados basados en el peso corporal medio y la cantidad de agua consumido por adulto humano. Las mascotas pesan menos y consuman más agua diariamente que el adulto promedio: entonces, las mascotas podrían experiencia efectos negativos a dosis más bajas. Esta recomendado a utilizar las mismas precauciones para sus mascotas que usted está tomando para reducir exposición. Consulta con un veterinario sobre preocupaciones con respeto a los efectos de salud sobre mascotas.      

Analizar su sangre para PFAS

La mayoría de los estadunidenses han estado expuestos a PFAS debido a uso extendido de estos químicos. Una prueba de sangre para PFAS le puede informar sobre la cantidad de PFAS que hay en su sangre, pero no puede informarle si exposición ha causado su condición de salud. Mucho de los problemas asociados con PFAS también están relacionados con varios otros factores como el estilo de vida, la genética, y el medio ambiente. Examen de sangre para PFAS no es rutinario y su seguranza de salud podría no cubrir el costo del examen. Es probable que usted va a necesitar contactar un laboratorio privado directamente para que le hagan el examen.

Si usted está preocupado sobre exposición de PFAS, nosotros recomendamos que primero consulte con un profesional de salud para orientación adicional.

Situación Reglamentaria 

Acciones de U.S. EPA para abordar PFAS

En octubre 2021, U.S. EPA público un guía sobre la estrategia para PFAS, comprometiendo un enfoque de toda la agencia para abordar PFAS y proteger comunidades de PFAS contaminación. Como se indica en el guía, U.S EPA va a utilizar decisiones basados en ciencia para el desarrollo de métodos para abordar PFAS, prevenir que PFAS entre al medio ambiente, hacer que se responsabilicen los que contaminen, y que la protección de comunidades desfavorecidas sea una prioridad.

U.S. EPA ha tomado acciones adicionales en contra de PFAS. En abril 2021 U.S. EPA actualizo la evaluación de toxicidad para PFBS. En Julio U.S. EPA público la primera colección  de datos colectados como parte de la actualización del Toxics Release Inventory (TRI por sus siglas en ingles). Este programa de inventario sigue el manejo de ciertos químicos tóxicos, que incluye 172 químicos de PFAS, que podrían ser peligrosos a la salud humana y el medio ambiente. Ciertos sectores de la industria tienen que reportar anualmente la cantidad de cada químico en el TRI que ellos han liberado al medio ambiente por el aire, agua o disposición de la tierra y/o han manejado por reciclar, recuperación de energía y tratamiento. Actualmente, PFAS no está listado como sustancia peligrosa, sin embargo, en junio 2021, U.S.EPA empezó de nuevo el proceso para designar los cómo tal. U.S EPA también ha publicado una evaluación inicial de los peligros de salud humana para perfluorobutanoic acido (PFBA), y publico la evaluación final de toxicidad de salud humana para HFPO-DA o Gen-X.

El U.S EPA regula los estándares de agua potable para más de 90 contaminantes estableciendo Maximum Contaminant Levels (MCLs por sus siglas en ingles) para los contaminantes individuales. MCLs son estándares numéricos para agua potable que se pueden aplicar y están establecidos los más cerca posible al nivel del punto de referencia basado en salud, utilizando las mejores tecnologías disponibles para analizar y tratar agua mientras considerando los costos para tratamiento. U.S EPA no ha establecido MCLs para cualquier químico PFAS. En 2016, U.S EPA estableció niveles de aviso sobre la salud por vida para PFOA y PFOS de 0.07 microgramos por litro (ug/L o ppb), individualmente y combinando. Un nivel de asesoramiento en salud es un valor que no se pueden aplicar, pero esta proporcionado como guía para evaluar la prevalencia e incidencia de contaminantes en agua potable que no están regulados. En noviembre 2021, U.S. EPA provisto su mesa de avisos científicos con cuatro documentos iniciales que contienen actualizaciones de datos científicos y análisis demostrando efectos de salud negativos asociados con exposición a niveles bajos de PFOA y PFOS anteriormente entendido.  Estos documentos también indican que es probable que PFOA es un agente cancerígeno. Esta información se va a usar por el U.S EPA para actualizar los avisos de salud y trabajar para desarrollar un MCL para PFOA y PFOS.

En diciembre 17, 2021 U.S EPA finalizo la quinta regla sobre Monitoreo de Contaminantes que no están regulados (UCMR por sus siglas en ingles). Cada cinco años, el Safe Drinking Water Act (acta de beber agua potable) requiere que el U.S EPA publique una nueva lista de contaminantes sin regulaciones que van a ser monitoreados en sistemas de agua pública. UCMR 5 está planeando a monitorear todos los sistemas de agua publica que sirven más de 3,000 personas y una colección de sistemas representativos que sirven menos individuales. Desde 2022 hasta 2026, UCMR 5 plan de monitoreo va a incluir cada uno de los 29 PFAS que ya tienen un método validado de beber agua potable y que no están sujetos a regulación nacional de agua potable primario, con el muestreo empezando en 2023. UCMR monitoreo proporciona los datos sobre la ocurrencia y exposición necesario para proteger la salud publica en acciones de regulación del futuro.

Acciones estatales

Muestras de suministros de agua comunitaria

La agencia de protección ambiental de Illinois va a llevar a cabo une investigación estatal sobre la prevalencia y ocurrencia de per- y polyfluoroalkyl sustancias (PFAS) en agua potable de todos los 1,749 suministros de agua comunitaria en Illinois.  Datos acumulados de parte de esta investigación va a ayudar en la posibilidad de desarrollo de normas estatales con relación al nivel máximo de contaminantes (MCL). La investigación estatal se prevé entre 12 a 15 meses para cumplir. El EPA de Illinois ha proporcionado un aviso directo a cada uno de los suministros de agua comunitaria y agradece su cooperación en este proyecto importante. Si los químicos PFAS están detectados, el EPA de Illinois va a trabajar con los suministros de agua comunitaria para asegurarse que habitantes están informados y para determinar que son los pasos siguientes que se tienen que tomar para reducir exposición.

Desarrollo de estándares parar agua subterránea

35 Illinois Administrative Code (IAC) 620 establece varios aspectos de la calidad de agua subterránea, que incluye el método de clasificar agua subterránea, estipulaciones de no degradación, estándares de la calidad de agua subterránea, y varios procedimientos y protocolos para el manejo y protección de agua subterránea. En diciembre 8, 2021, Illinois EPA propuso enmiendas a las regulaciones parte 620. Las enmiendas propuestas actualizan los datos para toxicidad para varios químicos listados: actualiza factores de exposición: introduce estándares sobre la calidad de agua subterránea para seis PFAS: ácido perfluorooctanoic (PFOA por sus siglas en ingles), ácido perfluorooctanesulfonic (PFOS por sus siglas en ingles), ácido perfluorononanoic (PFNA por sus siglas en ingles), ácido perfluorohexanesulfonic (PFHxS por sus siglas en ingles), ácido perfluorobutanesulfonic (PFBS por sus siglas en ingles), y ácido hexafluoropropylene oxide dimer (HFPO-DA o GenX): y actualiza otras partes de las regulaciones. Información sobre las enmiendas propuestas se pueden encontrar en la Página de calidad de agua subterránea parte 620.

Desarrollo de nivel de máximo contaminante

El EPA de Illinois generalmente cuente con y adopta MCL’s que U.S. EPA ha desarrollado para agua potable y normalmente no establece MCL’s solamente para el estado. El EPA de Illinois intenta a realizar muestras para encontrar PFAS en los suministros de agua comunitaria en todo el estado. En combinación con monitorear el desarrollo de regulaciones al nivel federal, las muestras proporcionan el  EPA de Illinois con los datos para determinar acciones estatales necesarias en el futuro para proteger suministros de agua comunitaria. Cuando MCLs para un contaminante existen, el EPA de Illinois va a comparar los resultados analíticos al MCL para determinar si algunas acciones adicionales se ocupan para responder a la potencia de preocupaciones de contaminantes. Donde no existe MCL, el EPA de Illinois tiene que usar niveles de referencia como el U.S. EPA's Lifetime Health Advisory y otros desarrollos basados sobre los últimos datos de toxicidad y salud. En adición a U.S. EPA's Lifetime Health Advisory, el EPA de Illinois va a comparar los resultados analíticos a niveles antecedentes que ha desarrollado para cinco PFAS compuestos. Estos niveles de referencia (the U.S. EPA's Lifetime Health Advisory y   Illinois EPA's niveles antecedentes) no son normas numéricas ejecutables. Los niveles de referencia se utilizan para evaluar si acciones de investigación adicionales son necesarias junto con evaluar el tratamiento o alternativas de proceso.      

Clase B Espuma para extinguir incendios - Acta Publica 102-0290

Clase B espuma para extinguir incendios, espuma acuosa que forma filme (AFFF), contiene sustancias Per- y Polyfluoroalkyl (PFAS), un grupo de compuestos químicos que han estada asociados con peligros serios al medio ambiente y la salud humana. El uso de AFFF cerca de un pozo de agua o aguas de superficie tiene la potencia de contaminar aguas subterráneas y por lo tanto suministros de agua potable cercanos. Si esta liberada a una vía fluvial podría causar heridas a la fauna.

Acta publica 102-0290, proporciona los límites y avisos sobre el uso de clase B espuma para extinguir incendios, se tomó efecto en enero 1, 2022. El Illinois EPA y la oficina de mariscal de bomberos del estado juntos han desarrollado una hoja informativa para proveeré información sobre la espuma contra incendios y PFAS que proporciona información a los departamentos de bomberos sobre espuma contra incendios, PFAS y la nueva ley.        

Como en enero, 1, 2022. Cualquier persona, sección de gobierno, departamento de bomberos, o agencia estatal que emite o libera clase B espuma contra incendios que contiene químicos PFAS que fueron agregados al propósito tienen que avisar a la Agencia de Manejo de Emergencias de Illinois (IEMA por sus siglas en inglés) dentro de 48 horas de emitir o liberación de AFFF, incluyendo el uso mientras un incidente de emergencia. Para reportar a IEMA, llame 1-800-782-7860.

Contactos

Illinois EPA

epa.pfas@illinois.gov

Sitios web específicos de los PFAS
 
Información de evaluación de riesgos
 
Otra información de Illinois
 
Otros estados y organizaciones tienen una variedad de información sobre PFAS
Michigan information on In-Home Water Filtration Systems